0

La importancia de las imágenes en el SEO

Las imágenes complementan al texto en internet. Desde hace unos años, la importancia de las imágenes en el SEO se ha disparado. Los contenidos audiovisuales tienen más interacción, llaman más la atención y nos ayudan a posicionarnos mejor en los buscadores.

Por eso, es imprescindible dedicarle también un esfuerzo a optimizar de forma correcta nuestras imágenes. Hoy hablamos de su función en el SEO y de cómo se puede beneficiar nuestro contenido de ellas.

La importancia de las imágenes en el SEO

La era de lo visual

Estamos subiendo imágenes a internet continuamente. Tanto en redes sociales como en nuestros blogs, desde chats de trabajo hasta portfolios profesionales. Estamos llenando la nube de imágenes constantemente. Sin embargo, sin optimizarlas estamos perdiendo una oportunidad de posicionarnos frente a los usuarios que nos interesan.

Las imágenes en el SEO son importantes porque generan una mejor experiencia de usuario, lo que genera interacción con ellos, lo que genera más impactos y etc, etc. ¡Todo ventajas! Comencemos.

SEO en imágenes: algunos consejos

A continuación os mostramos la lista que hay que repasar antes de subir a nuestra web cualquier imagen.

Título y atributo alt

Desde 2018, Google prioriza las imágenes que tienen títulos legibles. Es decir, hay que titular las imágenes de forma lógica.

No solo quiere decir que si tenemos una imagen de un bolso, por ejemplo, la llamemos «bolso». Si tu web se dedica a vender bolsos, probablemente cuentes con decenas de imágenes que se llamen «bolso».

Sé descriptivo a la hora de nombrar, incluyendo el contenxto en el que estás intruduciendo la imagen. Por ejemplo, si el bolso acompaña a un artículo sobre cómo comprar moda de forma responsable, «Cómo comprar moda de forma responsable» puede ser el título de la imagen.

Recordatorio: el título sirve para explicárselo al lector. El atributo alt sirve para explicárselo a Google.

El atributo alt también se conoce como texto alternativo. El objetivo de este campo es ofrecer a Google una descripción de la imagen para que pueda clasificarla de forma correcta. Por eso, si en vez de llamarla «Bolso» la llamamos «bolso negro de piel», el posicionamiento se verá favorecido.

No olvides que el atributo alt también se utiliza para hacer las páginas web más accesibles a personas con algún tipo de discapacidad, sobre todo visual, así como para personas de edad avanzada. ¡Hagamos que internet se un lugar para todos!

Imágenes mobile responsive

El futuro es mobile. Y el presente ya lo es. Por eso, hay que saber que no todas las imágenes funcionarán bien en todos los dispositivos.

Algunas imágenes con muchos detalles pueden funcionar en grandes pantallas o como fondo de escritorio, ya que ofrecen un escenario o un contexto, pero cuando las utilizamos en la pantalla del móvil…

Existen dos soluciones para optimizar una imagen para mobile:

  • Cambio de resolución: es lo que hacen la inmensa mayoría de webs hoy en día. La imagen cambia de tamaño y resolución de un dispositivo a otro, de forma que se adapten.
  • Cambio de imagen: algunas páginas web utilizan imágenes para pantalla de ordenador y otras para la versión mobile.

Ponemos un ejemplo. Esta es la imagen que aparece en la web de Apple cuando navegas por un ordenador:

apple pantalla completa

Y esta es la imagen que aparece si navegas desde el móvil:

appel pantalla mobile

¿Y en qué nos beneficia esto al SEO? Una imagen bien optimizada genera más engagement con el usuario, ya que no resulta molesta. Esto, a su vez, nos hace subir en el ranking.

Formato y tamaño de la imagen

Los formatos web por excelencia son PNG y JPEG.

Sin embargo, JPEG se está quedando anticuado, ya que es un formato que se basa en eliminar calidad a cambio de bajar el peso de la imagen. Es una buena opción si de verdad necesitas que tu imagen pese poco, pero con la tecnología actual una buena imagen es imprescindible.

Hoy en día, los mejores formatos para web son PNG y GIF, formatos con más colores y calidad, perfectos para pantallas.

Por otro lado, la velocidad de carga se ha convertido en uno de los factores clave en el posicionamiento SEO. Una carga lenta equivale a olvidarte de la primera página de Google. Por eso, las imágenes con un tamaño correcto son imprescindibles.

Herramientas como Photoshop permiten comprimir la imagen antes de subirla a cualquier lado sin que pierda calidad, pero el tamaño recomendado suele ser menos de 200kb. Para fotografías grandes, como las que ocupan el fondo de una web, se recomienda un máximo de 2048 píxeles.

Imágenes de archivo: ¿cómo afectan al SEO?

Las imágenes de archivo están disponibles en bancos y pueden encontrarse miles por todo internet. Existen bancos tanto de pago (Shutterstock) como gratuitos (Pexels o Pixabay).

La cuestión que se plantea es la siguiente: si estoy utilizando una imagen que no es mía y que además se ha podido usar otras veces en otras web, ¿me perjudicará al SEO? Al fin y al cabo, se trata de una imagen no original y repetida.

Sin embargo, como afirman desde este artículo de Search Engine Journal, las imágenes de stock no perjudican a nuestro posicionamiento, pero tampoco ayudan.

Mientras obtengamos la imagen de forma lícita, no habrá problema. Pero el contenido original, incluidas las imágenes, nos beneficiarán a largo plazo. ¡Sobre todo si seguimos los consejos especificados más arriba!

En definitiva…

El tamaño, el formato, el atributo alt y el título son las características que todo el mundo conoce para mejorar el SEO de las imágenes. Ahora bien, hace falta un paso más por parte de los creadores para que funcione.

Utiliza imágenes de calidad, en su mayoría originales y adaptadas a todos los dispositivos para hacer despegar el SEO en la carrera de lo visual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *