0

Las mujeres de Comunicae

Las mujeres de Comunicae en el Día de la Mujer

Las mujeres de Comunicae

Como cada año, se acerca el Día de la Mujer y queremos hacer un pequeño homenaje a nuestras trabajadoras. ¿Cómo son las mujeres de Comunicae? Trabajadoras, ambiciosas ¡y muy buena gente!

En Comunicae las mujeres formamos un 46% de la plantilla. Siempre hemos estado cerca del 50/50 y eso es algo que nos enorgullece como empresa.

Además, un dato muy importante, ¡tres de los cuatro departamentos están liderados por mujeres! Seguimos a tope para incorporar todo el talento femenino posible en Comunicae.

Sin embargo, la desigualdad entre hombres y mujeres a nivel laboral sigue ahí y es un tema que está en boca de todos hoy en día.

¿Qué opinan las trabajadoras de Comunicae sobre temas como la desigualdad en el salario, la maternidad o el acoso laboral?

Maternidad

«Fui despedida durante el embarazo de mi primer hijo»

En general, queda mucho por avanzar. Hoy en día cada vez se facilita más la conciliación familiar e incluso las bajas de madres y padres comienzan a ser similares. Dos de nuestras trabajadoras son madres y conocen bien las dificultades de mantener una rutina que les permita tener tiempo para ellas, para su familia y para el trabajo.

Aun así la responsabilidad de la maternidad sigue recayendo sobre nosotras: «Que la responsabilidad de los hijos siga siendo de la mujer está muy arraigado en la sociedad».

Formar una familia ya es difícil de por sí: sumando una jornada laboral y las tareas del hogar, pasar tiempo con los nuestros se convierte en una misión imposible.

«Resulta bastante difícil mantener un horario completo y combinarlo con la crianza». Si una madre quiere mantener la jornada completa, el cuidado de los hijos recaerá sobre terceros, a no ser que la pareja se quede en casa. Guarderías, niñeros… «El esfuerzo que conlleva en ocasiones no compensa las ganancias económicas«.

Salario

«Os lo recuerdo: las tareas domésticas también son un trabajo»

En el pasado algunas de nosotras hemos convivido con compañeros con mayor sueldo que el nuestro. Afortunadamente, en la actualidad ya no es así.

Hoy en día la responsabilidad de romper el techo de cristal recae también en las empresas y se está notando. Una vez alcanzada la igualdad en salario, falta luchar por los detalles en el día a día laboral de todos los sectores.

«Se nos exige mayor rendimiento y demostración de aptitudes para ganarnos una promoción. Muchas veces por el simple hecho de ser hombre se asume que las competencias ya las tienen».

¿Por qué a lo largo de los años las mujeres han tenido un salario más bajo?

Desde siempre, el trabajo en el hogar no se ha considerado trabajo. La jornada de ocho horas estaba pensada para que mientras él trabajaba fuera, ella trabajaba en casa.

Una vez las mujeres comenzaron a trabajar, lo que pudo convertirse en una gran liberación femenina tuvo un giro negativo: «Aunque no fue relegada únicamente al trabajo en el hogar, el trabajo femenino se puede considerar que se duplicó, porque su papel reproductivo y de cuidados del hogar no se le quitó, ni se repartió con el sector masculino».

Acoso laboral

«Hay que enseñar a los niños a no acosar en vez de enseñar a una niña a tener miedo»

Todas coincidimos en algo: la forma de solucionar los problemas de acoso laboral y micro-machismos en ambientes laborales es romper el silencio.

Reaccionar ante estas situaciones es esencial para que se visibilicen y todos y todas podamos luchar contra el acoso.

En cuanto a los micromachismos, debemos ser igual de estrictos para eliminarlos. «Hay mucho trabajo de educación que se debe realizar para dejar de normalizar muchas de las situaciones».

 

«Los clientes preguntan por los jefes al momento de hacer alguna negociación»

 

«Veo a diario notas de prensa sobre productos de limpieza en la categoría mujer y se dejan la de hombre. ¿Qué ocurre, que el hombre no sabe ni puede limpiar?»

 

«Cuando una mujer está de mal humor se suele interpretar como que está histérica»

 

«Que una mujer se tome algo «como personal» es un desventaja, mientas que si lo hace él significa que se está implicando»

 

Como decíamos, la solución es la educación y un ambiente seguro para denunciar. «Después de la educación en perspectiva de género, sería adecuado establecer protocolos de actuación delimitando las tareas de cada persona dentro de la empresa para que nadie pueda sobrepasar sus límites de sus tareas en la oficina».

En resumen…

En Comunicae nos esforzaremos siempre por seguir contando con un entorno laboral donde todos y todas se sientan bienvenidas. Y es que es parte de nuestra esencia como empresa.

Esperamos que este artículo un tanto diferente os haya gustado. ¡Muchas gracias a todas las mujeres de Comunicae por ayudarnos!

¡Feliz día de la mujer a todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *