1

Salario Emocional vs Salario Económico

Share on Facebook17Share on Google+1Share on LinkedIn8Tweet about this on Twitter

Cada vez es más habitual que los trabajadores con independencia de la retribución económica que perciben no se encuentren cómodos en su puesto de trabajo, lo que influye en la rotación de personal de una empresa. Esto es debido a que un gran volumen de empresas se centran en satisfacer las necesidades económicas de sus empleados, pero, ¿qué hay de las necesidades personales?

Cuando la retribución económica, salario económico, no asegura la satisfacción y productividad de un empleado en su puesto de trabajo es porque no estamos atendiendo a su salario emocional y te preguntarás…

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional es la contraprestación no económica que percibe un empleado por su servicio a la empresa como formación, teletrabajo o conciliación de vida familiar, que hace que este aumente su productividad y lealtad a la empresa.

Ofrecer a los empleados un buen salario emocional hace que mejore la percepción de los empleados sobre su situación laboral y por ende que la satisfacción respecto a la empresa mejore, aumentando el compromiso y la productividad laboral.

 

¿Puede sustituir el salario emocional al económico?

El salario económico es indispensable en cualquier relación laboral, pero si es cierto que complementarlo con un buen salario emocional permite a la empresa mejorar su posición frente a la competencia y mejorar el ambiente organizacional. Un empleado satisfecho reduce el coste administrativo de una empresa debido a la reducción de rotación.
Es habitual escuchar a profesionales quejarse de su empleo o bien por el ambiente laboral o por tener una jornada extensa o incluso por las dificultades que tiene para conciliar su vida personal con la laboral. Estos comentarios se dan con independencia de la retribución económica puesto que la percepción laboral que poseen es negativa, el factor económico no suple su necesidad personal.

 

¿Cómo mejoramos el salario emocional de un empleado?

Existen multitud de fórmulas, no obstante en este artículo expondremos 2 acciones que han llevado a cabo con éxito 2 empresas diferentes.
1. Gestión del Tiempo, política de Google.
Google implantó un apolítica por la cual todos sus empleados deben destinar el 20% de su tiempo de trabajo a tareas personales o proyectos personales para fomentar la creatividad y la productividad personal. De esta política salieron aplicaciones como Google Earth y Google Maps.
2. Teletrabajo del 80% de la plantilla, política del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia.
Ana Marcela Pardo, jefa de calidad del Ministerio afirma que desde que gran parte de la plantilla tiene la posibilidad de teletrabajar, la productividad ha subido y los resultados empresariales han mejorado significativamente.
3. Mascotas en la oficina, política de Affinitty.
La empresa ha sido la pionera en España de permitir llevar a las mascotas a la oficina. La Directora de RRHH afirma que permitir a los empleados asistir a su puesto de trabajo con sus mascotas, ayudan a reducir el estrés y la ansiedad, favoreciendo la comunicación y la expresión de las emociones.

Share on Facebook17Share on Google+1Share on LinkedIn8Tweet about this on Twitter

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *