Skip to main content

Actualmente hablamos diariamente de muchas estrategias, acciones y tácticas de marketing y comunicación sin que sepamos muy bien a qué grupo (marketing o comunicación) pertenece cada una. Esto es importante y mucho poder identificar si estamos implementando una acción de marketing o una estrategia de comunicación pero no es lo que nos ocupa ahora. Esto lo dejaremos para más adelante y os lo mostraremos gráficamente a modo de infografía.

Más allá del área en el que se incluya, lo que si nos importa hoy es el papel que juega el email marketing en todo el escenario de comunicación de nuestro producto / servicio, ya a diario, todos recibimis multitud de emails de marcas enseñándonos sus novedades y aunque siempre decimos estar hartos de tanta información y de tener llenas nuestras bandejas de entrada la realidad es que, seguimos suscribiéndonos a ellos y en pocas ocasiones, nos damos de baja y cancelamos las suscripciones.

Y es que la realidad es que es una de las acciones más potentes y con mejores resultados que actualmente tenemos entre el amplio abanico de posibilidades. Todos sabemos que las redes sociales tienen un ratio de éxito muy importante y que nos aportan muchísima visibilidad, podemos, a través por ejemplo de una pequeña inversión en Facebook, llegar a un público bastante elevado pero también es cierto que cuando aparecemos en los muros de estos posibles seguidores, ellos aún no han mostrado interés directo en vernos (luego llegará que se hagan fans y entonces si) sino que hemos llegado a ellos a través de pago y esta, es la gran diferencia con el email marketing y es que, si un lector o usuario recibe un mailing de nuestra marca es que directamente, ha mostrado interés en nosotros y quiere, bajo voluntad y decisión propia, recibir información de nuestra marca y esto, es el gran poder de esta estrategia.

Alguien que muestra interés y solicita recibir información de nosotros, ya tiene un camino realizado por si mismo hacia nuestra marca y de esto, se nutre el email marketing. Cuando un mailing llega a la bandeja de entrada de un usuario, ya sabe que hay alguien detrás queriendo recibir esto. A partir de aquí, lo importante es convencerle que, al recibir el contenido, le impacte como para continuar con el proceso que es, abrir el mailing (porque el impacto lo tiene que causar el asunto para diferenciarse entre los otros miles de correo que están en las bandejas de entrada) y también el interior, lo que cuenta porque una vez abierto, no solo tiene que conseguir que se vea entero sino que sea un lead hacia la web destino (web o eshop), objetivo principal de cualquier emailing.

Por lo tanto, un mailing es más que importante en nuestra estrategia de comunicación y marketing porque de primeras, ya goza con el interés del público y del usuario en cuestión que se ha suscrito a la lista de envío. Además, otra de las características con las que cuenta el mailing es la capacidad que representa de poder incluir el contenido que deseemos en él y esto nos da unas herramientas valiosísimas: desde una imagen muy impactante, un texto con diferentes tipografías para dar juego visual, un video, un gif animado… incluyendo links a las webs que se deseen o redes sociales… es un gran espacio que se puede personalizar al gusto y que solo está limitado por tu imaginación o por si lo prefieres, por las claves que después de su uso y estudio se han identificado como más positivas para que el usuario abra el mailing y vaya a la web desde ahí.

mailing

¿Y cuáles son estas claves para que sea más exitoso nuestro mailing?

  • Ante todo, un gran y potente titular: como veníamos diciendo, aunque hayas mostrado un gran interés en recibir este contenido, la realidad es que cada usuario tendrá muchos correos en sus bandejas de entrada con lo que tienes que diferenciar el tuyo con un gran titular. Hablaremos en otro post sobre este tema en cuestión que es muy importante pero recuerda incluir siempre acciones, preguntas y emociones en tu titular.
  • El día y la hora de envío: hay días y horas muy marcadas que se conoce que los mailings funcionan mejor, ¿por qué? Porque por ejemplo la gente acaba de volver de comer a su oficina (las 16 h) y siempre, antes de retomar la tarea, echan un ojo a su email para recuperar la actividad o reposar la comida (como si fuese la siesta en el trabajo); la hora de ir al trabajo, mucha gente aprovecha el metro o el autobús para leer correos y ponerse al día o, por supuesto, el final del día, cuando estamos relajados frente a la tele y revisamos nuestro teléfono móvil.
  • Construcción atractiva: y no solo el contenido en si, sino que toda la construcción del mailing tiene que tener coherencia y un sentido estético y visual muy unificado y que resulte atractivo a los usuarios.

Así que no lo dudéis, está comprobado que sigue siendo una de las estrategias de marketing y/o comunicación más potente. Utiliza plataformas como Mailchimp con la que podrás extraer métricas de todos tus envío y analiza lo que te dice, te ayudará a construir mejores emailings.

Deja un comentario