0

Cómo buscar palabras clave para SEO

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

A la hora de crear un proyecto web en Internet, no debemos pasar por alto que se encuentre bien posicionado en los motores de búsqueda para los términos adecuados.

Hay miles de clientes potenciales que están buscando tus productos o servicios en Google y nuestro principal objetivo es que nos encuentren y para ello deberemos buscar minuciosamente las palabras claves adecuadas, lo cual no es fácil pero si imprescindible.

A través de un interesante artículo en www.anelis.com/blog  queremos ofrecerte una guía muy completa con consejos para que puedas encontrar las keywords más idóneas para tu estrategia de SEO.

palabras-microsiervas

Antes de empezar…

En esta primera etapa hay que  valorar, clasificar y seleccionar las palabras clave, además de analizar a los competidores para cada búsqueda en particular. Se trata de encontrar keywords relevantes, con un buen número de búsquedas y con la menor competencia posible.

¿Tráfico o conversión? Clasificación de las palabras clave

El objetivo de tu web puede ser simplemente conseguir tráfico, aunque lo normal es que tu misión sea vender o conseguir algún tipo de conversión, por tanto no debemos centrarnos únicamente en el número de búsquedas que tiene una palabra, sino en ver también si se trata de una consulta de búsqueda cualificada, es decir, si está directamente relacionada con lo que ofrecemos en nuestra página web. Por ejemplo, aunque la búsqueda “zapatos baratos” tenga muchas búsquedas no sería un término interesante si ofrecemos zapatos de alta gama porque no es lo que están buscando los usuarios. No se correspondería la búsqueda con el resultado obtenido, por tanto estaríamos ofreciendo una mala experiencia y recibiríamos tráfico pero no conseguiríamos ventas.

En ocasiones tendremos que escoger keywords con menos búsquedas porque son más cualificadas. Siguiendo con el ejemplo anterior, puede que incluso consigamos más conversiones con “zapatos de gama alta” (10 búsquedas mensuales) que con “zapatos baratos” (12.100 búsquedas mensuales). Pese a la diferencia considerable en el número de consultas, se trata de una keyword más cualificada en nuestro ejemplo particular y por supuesto con menos competencia.

Algunas palabras incluidas en ciertos criterios de búsqueda denotan la intención del usuario por realizar una transacción en mayor o menor medida, como pueden ser:

comprar, online, barato… El índice de conversión de los términos de búsqueda que incluyen estos vocablos suele ver bastante alto.

Podríamos organizar la intención de los usuarios en función del tipo de expresiones que incluyan en su búsqueda. Esta es la clasificación de palabras clave ordenadas de mayor a menor importancia:

  • Comerciales/Transaccionales: Se trata de las que ofrecen una mayor tasa de conversión. El usuario expone su intención de compra al incluir palabras como: comprar, precio, baratos… Son las palabras más interesantes porque nos permiten conseguir un nuevo cliente directamente y por ello las que más debemos tener en cuenta para nuestro proyecto.
  • De producto: Aunque no convierten como las anteriores, sí demuestran que el usuario se encuentra en una etapa avanzada del ciclo de compra. Suelen incluir nombres de productos o categorías: Adidas, calzado deportivo, cortinas online… Suelen ser muy interesantes para páginas de productos en tiendas online o en secciones específicas de páginas corporativas, pero depende de cada proyecto.
  • Informacionales: Demuestran que el usuario está planteándose hacer una compra pero todavía necesita más información o está valorando varias opciones. Puede que no nos interesen para las secciones importantes de la web, pero podemos tenerlas en cuenta para los artículos de nuestro blog, donde tenemos la posibilidad de ofrecer valor al visitante y ganarnos su confianza. Incluyen expresiones como las siguientes:  dónde, cómo, mejores…
  • Navegacionales: Estas se producen cuando alguien está buscando una página específica o una marca en concreto. Aunque puede que tengan muchas búsquedas y poca competencia no son interesantes porque no podemos ofrecer lo que el usuario busca. Si la persona pretende llegar a la página web de la empresa El Corte Inglés(por ejemplo) de nada servirá que estemos posicionados en primera página porque no es lo que está buscando y en primera posición seguramente encontrará lo que buscaba. Si trabajamos nuestro branding podremos conseguir muchas visitas de este tipo, lo que será un indicativo de que se están haciendo las cosas bien y nuestra marca es conocida.
  • Residuales: Se trata de palabras clave demasiado generales con muchas búsquedas, mucha competencia y no demuestran una intención de compra, por eso no son interesantes por sí mismas para una estrategia de posicionamiento. Alguien que las incluya en el buscador seguramente acabe refinando su búsqueda. Por ejemplo, imaginemos que alguien busca “informática”; puede que esté buscando una definición de la palabra, una facultad de informática, una tienda de componentes informáticos, tutoriales de programación, etc… Como seguramente no llegará a encontrar lo que buscaba en una primera consulta, la refinará refinará por algo más concreto, por ejemplo “tienda de informática”.

 Las búsquedas locales

Si tu negocio opera únicamente en una zona geográfica concreta, ¿para qué competir con otras páginas de otras ciudades? Si vendes zapatos en Alicante podría ser más apropiado “comprar zapatos Alicante” que “comprar zapatos”. Estarás siendo más relevante para las búsquedas realizadas en tu ciudad y no tendrás tanta competencia.

Por otra parte, para ciertas búsquedas locales, Google  muestra un espacio reservado en los resultados para los locales cercanos a tu ubicación que cuentan con buenas recomendaciones, por tanto es una oportunidad que no debemos desaprovechar. Puedes darte de alta de forma gratuita a través de Google Business.

Analizar a la competencia

Cuando hagamos una búsqueda en Google veremos quienes aparecen en la primera página, que serán nuestros principales competidores porque se están posicionando para la misma palabra clave que queremos nosotros. En función del grado de dificultad debemos plantearnos elegir esa keyword o seleccionar otra menos competida. Una buena forma de analizar a la competencia de forma rápida es medir su autoridad, algo que podemos  hacer gracias a la herramienta MozBar. Tras instalarla podremos ver la fuerza de una página web en cuestión de segundos y vemos que bajo las páginas web nos aparecen unas barras con estos dos datos:

  • PA (autoridad de página): Se trata de la fuerza que está recibiendo esa URL en concreto a partir de enlaces internos y externos.
  • DA (autoridad de dominio): Es la fuerza que recibe el dominio en sí con todas sus URLs. Cuantas más páginas enlacen a ese dominio, mayor autoridad tendrá.

En general consideraremos que la competencia es muy alta cuando alguna de las barras supera el número 30, por lo que comprobamos que la búsqueda anterior es de alta competencia y no será nada fácil llegar hasta ahí.

Búsquedas Long Tail

En general, los términos de búsqueda más cortos son los que tienen más búsquedas:

Sin embargo suelen ser los menos cualificados y los que tienen más competencia. Es habitual que un usuario comience buscando “regalos” y acabe afinando su búsqueda hasta llegar a “regalos originales baratos” u otra variante.

Aunque los datos son de 2012 sí nos sirven para hacernos una idea de que aproximadamente el 50% de las consultas están formadas por 3 o más palabras.

Sabiendo esto, lo que nos interesa es centrarnos en términos más largos mientras la página web no cuenta con la autoridad suficiente para competir con las empresas más grandes. Esto es lo que se conoce como Long Tail, es decir, en el caso del SEO se trata de optimizar las páginas web para criterios que individualmente tienen pocas búsquedas pero que en conjunto pueden superar a un único término que tenga muchas más. Seguramente acabe obteniendo más tráfico (y más cualificado) una web que aparece para varios términos de búsqueda específicos que una que lo haga sólo para uno más general. A medida que tu página web vaya consiguiendo enlaces de forma natural podrás enfocarte en palabras con más búsquedas porque tendrás más autoridad y podrás superar a la competencia.

Céntrate en un nicho de mercado

Dicen que quien mucho abarca, poco aprieta. Esto también se puede aplicar al posicionamiento en buscadores, donde más vale que nos centremos en un nicho poco competido aunque tenga menos búsquedas a que nos lancemos de lleno a una keyword de alta competencia.

FUENTE: http://www.anelis.com/blog/

 

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *