0

¿Con cuánta antelación hemos de planificar una acción de marketing?

Share on Facebook9Share on Google+1Share on LinkedIn3Tweet about this on Twitter

planificar campañas de marketing

El verano ya está en marcha y debemos ponernos en ‘modo invierno’, al menos en lo que a marketing se refiere. En tema de estrategias de comunicación es fundamental planificar con tiempo para conseguir hilvanar iniciativas que funcionen bien. Así pues, si vuestra idea es que con el otoño arranque vuestra nueva estrategia de comunicación, es importante tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de planificar con antelación las acciones que formarán parte de la misma.

1. Calendario donde se remarquen los momentos clave

Si ya estamos pensando en la temporada Otoño-Invierno 2017/2018 lo mejor es tener un calendario en el que destacar en rojo aquellos días o fechas especiales en las que sí o sí quieres lanzar tus mensajes. Por ejemplo: desde el 31 de octubre con la noche de Halloween –según tu sector y objetivos, claro– hasta el puente de diciembre –por ejemplo si operas en turismo– y por supuesto Navidad y la temporada de rebajas en enero. Esto te dará un poco de perspectiva en relación a lo que se avecina.

2. Seleccionar aquellos eventos en los que quieres estar visible

Esto va a depender del presupuesto destinado al departamento de marketing. En base a ello decide cuáles son prioritarios y empieza a pensar desde ya qué actividades o misivas quieres desarrollar.

3. El factor ‘tiempo’: ¿Con cuánta antelación debes ponerte las pilas?

Tengamos en cuenta que en verano todo se ralentiza. Es época de vacaciones, no suele coincidir toda la plantilla en la oficina y es más complicado orquestar una campaña de este tipo. Sin embargo, no hay que dormirse en los laureles porque para poder concretar una acción es necesario un plazo de al menos tres meses: decidir fecha, pensar en qué evento-mensaje se va a programar, elaborar materiales, preparar a la audiencia y… ¡Lanzamiento! Dicho lo cual, si dejamos para septiembre, por ejemplo, una promoción de cara a Halloween puede que vayamos algo pillados en el calendario…

4. Tener en cuenta los plazos de producción

Por no decir que las ideas no fluyen solas ni cuando queremos y que no todo el mundo trabaja igual bajo presión. ¿Qué queremos decir con todo ello? Pues básicamente que no restemos importancia a todos los eslabones de la cadena, a todas las fases de la cadena de producción, desde la generación en sí del contenido hasta la elaboración del material, que también le roba minutos, horas y días a nuestro reloj.

5. El toque final: no precipitarse y revisar todo antes de lanzar

Las prisas son las peores consejeras y cuando vamos escasos de tiempo se suele incurrir en errores que en otro momento se habrían visto a simple vista. Es por eso que en ese timing para planificar campañas no dejes de incluir al menos una jornada o dos para repasar todo el material que se va a crear.

Share on Facebook9Share on Google+1Share on LinkedIn3Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *