0

5 técnicas realmente efectivas para trabajar tu creatividad

Share on Facebook16Share on Google+0Share on LinkedIn10Tweet about this on Twitter

fomentar la creatividad

Las personas creativas, ¿nacen o se hacen? Si te estás preguntando si hay formas de conseguir que fluyan más y mejores ideas nosotros tenemos la respuesta y es contundente: ¡SÍ! Es posible entrenar la creatividad y en este post te damos cinco estrategias que te van a ayudar a ello. Son cinco técnicas efectivas que hemos seleccionado de las propuestas de Edward de Bono* en un auténtico best seller del género, ‘El pensamiento creativo’.

1. La pausa creativa

¿Quién no ha sufrido un bloqueo de pensamientos cuando está enfrascado en sacar adelante una tarea? Es una situación que se suele vivir con frustración y un estado contra el que intentamos luchar. Según Edward de Bono estos momentos son normales y beneficiosos. Cuando llega ese instante de shock mental recomienda vivirlo con los cinco sentidos, pues esas interrupciones son las que van a permitir que después abramos la mente a ideas y resoluciones que probablemente estábamos persiguiendo anteriormente.

En los tiempos que corren, debemos aplicar esta técnica de la ‘pausa creativa’ en nuestro día a día. Estamos conectados constantemente a internet, siempre comunicados con el trabajo y con nuestro entorno a través de webs y redes sociales. Oblígate a realizar unos instantes de desconexión varias veces al día y verás como todo fluye de otra manera.

2. El cuestionamiento

Plantearse que hay otras formas de hacer las cosas es clave para que emerjan alternativas interesantes y puede que valiosas. Si estás ante un folio en blanco y no sabes cómo empezar, cuestiónate aquello sobre lo que quieres reflexionar y plantéate preguntas en relación a ese tema. No se trata solo de encontrarle explicación a lo que tenemos delante sino también de abrir nuevas vías que pueden ser tanto o más valiosas como las que ya se estén utilizando.

3. Aportaciones al azar

Es similar al famoso ‘brainstorming’, esa lluvia de ideas en la que dejamos fluir el pensamiento y que nos lleva a lugares insospechadamente acertados y originales. Edward de Bono considera que es una de las estrategias más sencillas para llevar a alternativas. Normalmente tratamos de ser personas razonables, de llegar a los conceptos a través del análisis y de procedimientos lógicos. Es aquí donde suelen producirse el mayor número de bloqueos, pues no se sabe bien por donde empezar. Déjate llevar y que fluyan las ideas por descerebradas que parezcan. Es ahí donde surgen los mejores conceptos.

4. El foco

Cuanto más nos centremos en un aspecto concreto de la realidad, bien sea un objeto o una necesidad que pueda tener una persona, por ejemplo, más fácil será que consigamos ser creativos en torno a ese foco de atención. Algo que en un conjunto puede resultar insignificante lo convertimos en nuestro principal objeto de deseo, en el centro de nuestra mirada. Eso hará que podamos cuestionarnos cosas que hasta entonces eran inimaginables y que fluya la imaginación, que es el objetivo de estas técnicas.

5. Técnicas de sensibilización

Así llama de Bono a este ejercicio que se considera otro imprescindible para trabajar la creatividad. Según el autor se trata de un trabajo que puede resultar más efectivo en grupo. En primer lugar, uno de los participantes propone una acción a realizar para ver qué sucedería ‘si…’. El objetivo es que las personas incorporen ideas nuevas a su mente de forma que se generen líneas de pensamiento alternativas. Es efectivo para estimular ciertas áreas del cerebro, explica el autor en su libro.

*Bibliografía recomendable de este autor: ‘Seis sombreros para pensar’, ‘Más allá de la competencia’, ‘Creatividad, 62 ejercicios para desarrollar la mente’, ‘Ideas para profesionales que piensan’, ‘¡Piensa!’ y ‘Cómo enseñar a pensar a tu hijo’.

Share on Facebook16Share on Google+0Share on LinkedIn10Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *