0

AdBlock el desafío de las marcas

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

 

La cosa va de términos y palabros al menos, en esto del marketing y la comunicación. Quizás no hayas escuchado mucho este nuevo que te presentamos hoy pero la realidad es que no es nuevo nuevo. Como gestores de marcas y de su identidad corporativa es algo que tenemos que conocer y estar al tanto. Nos referimos hoy a los Adblock, qué son y qué peligros tienen para las marcas.

¿Qué es un Adblock?

Explicado de forma rápida, sencilla y fácil de entender, un Adblock es un “bloqueador de contenido”. Son herramientas online que puedes instalar en tu navegador para bloquear y/o filtrar contenidos y dejar fuera de tu visión la publicidad online.

Algunos ya los llaman “la venganza de los consumidores digitales” y es que, debido a la saturación de publicidad online y al mal uso que de ella se hace, se ha llegado a la necesidad de bloquearla para poder así disfrutar de los contenidos de calidad sin ser “mareados y atosigados” con millones de impactos. La publicidad invasiva no gusta, molesta y perjudica mucho, por esto se inventaron y desarrollaron los Adblock.

Al cierre del año pasado (2015) y solo en Europa, más de 190 millones de usuarios ya tenían instalados en sus navegadores algún tipo de Adblock. Con esto se aseguran de recibir solo contenidos interesantes, útiles y que estén libres de publicidad. La intención es “mejorar la experiencia del usuario y que esta sea de valor”.

Adblock

 

¿Qué representa para una marca que los usuarios usen Adblock?

Pues según se ha podido evaluar, pérdidas millonarias en términos de publicidad. En 2015 la cifra llegó a 21,8 billones de dólares que se dejaron de ganar en publicidad por el uso de estas aplicaciones. Los usuarios ya no quieren recibir publicidad de forma indiscriminada y por el mal uso que se ha hecho de ella, ha llegado la consecuencia de que puedan elegir no recibirla.

Elegir siempre es un plus y si el usuario no quiere recibir esa pop-up emergente, ese anuncio que aparece delante del contenido y le bloquea la página o scrols interminables con publicidad, puede eliminarlo de su página, incluso antes de que aparezca. Un sistema automático estará anulando esa publicidad en la que ha invertido desde la marca y será una pérdida de recursos porque el Adblock o Adblock Plus va a “quitar” directamente cualquier banner que se encuentre en el camino.

Es tanto el efecto que han causado sobre las marcas, que algunas ya han tomado medidas demasiado drásticas para nuestro criterio que es “avisar al usuario de que si usan Adblocks, no verán ningún contenido de su web”. Para nosotros como decimos es “demasiado” y puede construir una mala imagen de la marca ya que estoy condicionando tu acceso a mi contenido a que recibas publicidad.

El reto ahora, como marca, es dar un paso más en el ámbito publicitario y a lo que nos obligan es a que seamos más creativos y busquemos contenidos de calidad, útiles y que el usuario quiera consumir. Es un reto, pero mejora el entorno, filtra y hace que todo aumente de calidad.

 

¿Cómo hacerlo como marca?

Trabajando, como todo. Toda situación adversa o menos fácil se supera trabajando, es así y cuanto antes lo asumamos, mejor. Si quieres llegar a esos usuarios que utilizan Adblock tendrás que idear alguna manera “limpia” de saltarte esos bloqueos y la más eficiente es sin duda, trabajar tus contenidos. Ponte manos a la obra para generar una estrategia de contenidos buena, que tenga mucho detrás y sea destacable por su contundencia. Los usuarios querrán leerte, seguirte y no necesitarás de publicidad “invasiva” para llegar a ellos.

Una gran alternativa es: el dinero que empleabas en esos banners molestos y que no solo están perdiendo su efectividad sino que están dejando de verse porque anularse gracias a herramientas como los Adblocks, destínalo a profesionales que generen buenos post para tu blog, a trabajar el Seo, a estipular una gran acción de link building… Tienes muchas alternativas y que además, posicionará tu marca mucho mejor que a través de anuncios y banners.

Como siempre decimos, una buena campaña de comunicación bien ejecutada te dará mucho más retorno que un anuncio de publicidad y eso a pesar de que la segunda será muchísimo más car que el realizar una nota de prensa, elegir los medios adecuados y trabajar sobre su difusión.

A pesar de este último camino paralelo y mejor que te ofrecemos, si aún quieres seguir invirtiendo en publicidad que también está bien, puedes hacerlo de forma “más saludable” y con ello asegurarte de que se verá. Los Adblocks Plus tienen opciones para poder “filtrar” aquellos impactos publicitarios que no son tan molestos. Se llaman “programas de anuncios aceptables” y funciona siguiendo criterios específicos que consiguen dividir la publicidad entre invasiva y no invasiva. De hecho, podrás incluso solicitar entrar en la “lista blanca” de anunciantes que ciertos Adblocks Plus han elaborado. No es fácil, te costará superar ese corte que han establecido pero también es un reto muy interesante y el resultado puede merecer la pena.

Sea como sea, si tienes una marca e inviertes en publicidad, los Adblocks son una “especie” a tener muy en cuenta y no olvidarnos de ellos y de sus efectos. No inviertas de forma inútil… Piénsate bien antes las opciones.

 

Banner_SEO PYMES

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *