0

Consumo responsable: ¿una utopía?

Consumo responsable

¿Es posible un consumo responsable a gran escala?

El destino ha querido que nada más terminar el Black Friday 2019 en nuestro país haya comenzado la COP25 Madrid, una cumbre contra el cambio climático, poniendo frente a frente a la sociedad con uno de sus mayores problemas: el consumo irresponsable y el cambio climático.

Antes que nada, datos:

Este acontecimiento es más conocido como Conferencia de las Partes (COP), un encuentro de los países que forman parte de la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático. Es decir, una gran reunión de países que, juntos, están buscando soluciones para frenar el cambio climático. También se están poniendo fechas límite para realizar mejoras ecológicas para una mayor sostenibilidad.

Consumismo vs Consumo responsable

Seamos sinceros: nos encanta comprar.

Actualmente, el día a día gira en torno al consumo. Si queremos algo, a no ser que sea excesivamente caro, lo compramos. Y muchas veces da igual si lo necesitamos, si le sacaremos provecho o si nos durará mucho.

Esta mentalidad es la responsable de muchos de los problemas medioambientales a los que se enfrenta el planeta actualmente.

  • Por ejemplo, debido a nuestro consumo elevado de alimentos para los países del primer mundo, se destruyen bosques para crear tierras de pastos y plantaciones.
  • Debido a nuestro consumo de productos de un solo uso, la presencia de plástico no reciclado en el planeta se multiplica cada año.
  • Debido a la facilidad de viajar entre países ahora respecto a hace 50 años, la emisión de CO2 y gases dañinos para la capa de ozono y nuestra salud es mayor que nunca.
  • Debido a nuestro consumo, las grandes industrias de todos los sectores contamina más que nunca. Alimentaria, ropa, electrónica

Para empeorarlo, nos hemos acostumbrado a un ciclo en el que lo que más contamina es lo más barato y adoptamos una cultura de usar y tirar.

¿El problema? Que nos han educado para vivir así, y eso el algo MUY complejo de cambiar. Tenemos una responsabilidad sobre nuestras acciones, pero un cambio radical en el comportamiento de millones de ciudadanos es imposible.

Por eso conocer las claves de un consumo responsable con el medio ambiente es el primer paso para realizar un cambio.

Claves para un consumo responsable

No compres si no lo necesitas

No compres si no lo necesitas y piensa antes de comprar. Esta es, posiblemente, la que más nos cuesta a todos, pero es uno de los principios más importantes.

No compres si no te lo puedes permitir

Parece obvio, pero a veces tras haber cobrado o porque pensamos que es mucho más barato (ofertas, Black Friday, etc) compramos sin pensar en el dinero que tenemos. ¿Quién no se ha dado un capricho a principios de mes porque tenemos la cuenta llena?

Márcate un ‘Marie Kondo’: ¿te hace feliz?

Puede resultar extraño, pero, eso que estás comprando ¿te hace feliz? Estamos acostumbrados a tener muchas cosas que no usamos ni queremos. Si no te encanta, no lo compres.

Infórmate sobre las empresas que más contaminan de cada sector

Otra buena forma de iniciarse en un consumo responsable es investigar cuáles de las marcas que consumes son más dañinas para el medio ambiente.

Desgraciadamente, la mayoría de las grandes marcas del mercado cojean de alguna pata: contaminación, mano de obra barata, explotación de la naturaleza, etc. En estos casos tenemos dos opciones:

  • No comprar sus productos y buscar alternativas.
  • Informarse de las medidas actuales que están tomando para mejorar. ¡ Nadie es perfecto! Aunque algunas marcas tengan un pasado turbio se han puesto las pilas para cambiar las cosas.

Compra marcas responsables y sostenibles

En contrapunto a lo anterior, busca marcas que tengan los valores de los que hemos hablado que encajen contigo. Ecológicas, sostenibles, que colaboran con ONGs, etc. ¡Hay marcas para todos!

Alternativas: Green Friday y Giving Tuesday

Hoy en día están surgiendo nuevas iniciativas para luchar contra las grandes fechas de consumo desenfrenado.

Contra el Black Friday, por ejemplo, cada año toma más relevancia en EEUU el Green Friday. Se celebra el 29 de noviembre y se trata de una jornada en la que grupos ecologistas y ONGs ofrecen alternativas y educan sobre el consumo compulsivo.

Giving Tuesday se celebra la misma semana que el Black Friday pero consiste en donar a una ONG o banco de alimentos parte de lo que compres esa semana.

Con alternativas así se facilita que, poco a poco, se introduzcan hábitos más sanos para el planeta.

¡Veremos si el año que viene se empieza a notar la diferencia!

Consumo responsable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *